¿Son dos sesiones de entrenamiento al día mejores que una sola?

En medio de nuestro afán por aprovechar cada oportunidad para mejorar el rendimiento, con frecuencia nos preguntamos si dos entrenamientos al día son mejores que uno solo. Más específicamente, ¿Será igual de beneficioso para ti hacer dos sesiones de carrera a pie de 45 minutos en vez de hacer una sola de 90 minutos? La respuesta depende del propósito del entrenamiento.


Si tu objetivo es mejorar tu resistencia para eventos largos, la respuesta a la pregunta de arriba es no. Pero si deseas mejorar cualquier otra cualidad física, como las habilidades de velocidad, la fuerza, la tolerancia muscular o la resistencia anaeróbica, la respuesta es sí. De hecho, para cualquiera de estos propósitos, dos corridas cortas el mismo día son mucho mejores que una sola corrida larga.


Sin embargo, la mayoría de los triatletas quieren mejorar su resistencia por lo que, para el entrenamiento multideporte, dos entrenamientos el mismo día rara vez son beneficiosos. Aquí te explico por qué.


Desarrollar las adaptaciones fisiológicos y metabólicas del entrenamiento de resistencia no solo requiere que estimules las muchas partes del sistema cardiorrespiratorio - principalmente el corazón, los pulmones y la sangre; sino también los sistemas muscular, endocrino y nervioso. Es necesario mejorar la producción de energía, el equilibrio hormonal y la actividad enzimática para mejorar la aptitud aeróbica; y los entrenamientos más prolongados son mejores para estimular el desarrollo de todas las respuestas de resistencia aeróbica de nuestro cuerpo. También existe un beneficio psicológico derivado de completar entrenamientos más largos.


Una razón por la que un entrenamiento largo es mejor que dos cortos para mejorar la resistencia aeróbica tiene que ver con la forma en que nuestro organismo produce energía a partir de las grasas y carbohidratos durante el ejercicio de intensidad moderada.


Al comenzar un entrenamiento, nuestro cuerpo depende en gran medida de sus reservas de carbohidratos para proporcionar energía para la ejercitación. Pero a medida que aumenta la duración del entrenamiento, hay un cambio gradual de la utilización de carbohidratos a la "quema" de grasas. Esta posibilidad de utilizar nuestras reservas de grasa es precisamente uno de los beneficios que esperamos obtener del ejercicio aeróbico para mejorar la resistencia.


Por lo tanto, si realizas dos sesiones de carrera a pie de 45 minutos el mismo día en lugar de una más larga de 90 minutos, ese día dedicarás menos tiempo a usar grasa como combustible y, por lo tanto, los entrenamientos producirán un beneficio menor para el sistema de producción de energía. El mismo ejemplo se puede aplicar a los otros sistemas mencionados previamente.


Entonces, cuando se trata de resistencia, un entrenamiento largo es mejor que dos cortos.

28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo